La flor de mi deseo

Otro de los miles de sitios que me quedan por visitar en nuestro país era el Valle del Jerte. Todos los que leáis esto supongo sabréis que lo que lo hace especial, amén de la belleza de la flor del almendro y ver hondonadas y laderas de altos montes tapizados en blanco, es que es un fenómeno que sólo se produce 10 días al año, y no siempre en las mismas fechas y condiciones. La magia sólo dura un instante, he ahí parte de la gracia de esa bonita región extremeña. Si no habéis estado por allí, tenéis que ir. La flor se da a finales de marzo y principios de abril. Un destino recomendable al 100%, y sobre todo si te pegas después un buen homenaje a base de migas extremeñas o chanfaina, y degustando los magníficos quesos y embutidos de ibérico de la región.

flores-almendros-jerte

4 Respuestas a “La flor de mi deseo

Atrévete a comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s